1 de diciembre de 2015

¿Atrapado?… ¿estás seguro?
Estar atrapado significa que no tienes opciones.
La mayoría de las veces, cuando piensas que estás “atrapado”, lo que en realidad sucede es que no te gustan las consecuencias (al menos a corto plazo) de tu elección.
No son los resultados que TÚ quisieras.
Es difícil; significa “perder el control”.
Y esta es una de las razones por las que es más fácil pretender que estás atrapado.  Así no tienes que abrirte a tomar  alternativas que no son las tuyas.
Este es un “problema” común cuando tu personalidad es demasiado fuerte. Te gusta, estás acostumbrado a que las cosas se hagan A TU manera.
Es el otro extremo de quien tiene dificultades de enfrentar la vida.
En este caso, tienes la energía, la capacidad para afrontar y resolver los retos de la existencia. Pero:
¿A veces te descubres molesto, intolerante frente a las sorpresas de la vida?
¿Te consideras una persona de convicciones fuertes, a quien no le gustan los cambios?
¿Con frecuencia te ves luchando para que las cosas sean a TU manera?
¿Es frecuente sentirte preocupado, aprehensivo, intentando controlar lo que va a suceder?
Tu dificultad aquí es saber cuándo soltar tu voluntad, tu control…

Captura de pantalla 2015-11-30 a las 18.46.43

Si observas con cuidado, comúnmente comprendemos a la divinidad, de una manera que es una completa proyección de nuestra mente  humana…
En el aspecto positivo, si  tenemos capacidad de amor, Dios es todo amor. Si tenemos capacidad de compasión, Dios es compasión infinita. Pero igualmente, si somos vengativos, también proyectamos un Dios vengador y “justiciero” (como vimos hace poco en los atentados de París).
Por eso a veces esperamos que Dios se comporte con un orden racional, humano.
Nuestra expectativa secreta es que la divinidad cumpla con nuestra voluntad. Que detenga las sorpresas y evite que el caos pueda presentarse de nuevo.
No nos gusta sentir el umbral en donde más allá de nuestro empeño, comienza el misterio.
Pero precisamente…
El propósito fundamental de un camino espiritual es  trascender la lógica de nuestra pequeña mente humana. 
Para poder abrirnos a recibir la presencia de un orden superior.
Hasta pronto.
Jorge Galindo
Director CÓRPORE
www.corporal.com.mx
Síguenos en Facebook
****P.D. Trascender el estado actual de tu mente es ese “qué-sigue”. ¿Estás listo para dar el paso?
Es lo que requieren de ti tus consultantes: que les muestres un mejor camino. ¿Estás listo para dárselos?
De eso se trata nuestro nuevo programa de Especialidad: La Última Frontera de la Psicoterapia, con Erena Bramos.
De dar el Siguiente-Paso en tu crecimiento y tu práctica profesional.
Revisa la información completa aquí.