Hola,
Hace unos meses fueron las elecciones.
Después, alguna decisión del gobierno recientemente electo.
Ahora es la ubicación del nuevo aeropuerto.
Parecía que la racha de intolerancia, descalificación y polarización ya había pasado, pero regresa nuevamente inundando las redes sociales y las conversaciones personales.
Obsérvate durante estos últimos días, en relación al tema del nuevo aeropuerto. Lo más probable es que te hayas sentido inquieto o molesto… otra vez.
Tal vez hasta intentaste argumentar con alguien “del otro bando” (en persona, a través de las redes sociales, etc.) para explicarle tu punto de vista.
¿Ganaste ese debate? ¡NO!
Apuesto a que quedaste frustrado porque “el otro” no puede ver lo que es tan obvio para ti. Porque no se dejó “educar con la verdad”.
Además de tu frustración personal, el resultado que obtuvimos -como nación- fue más polarización y un incremento en el rencor social.
Para ayudarte a salir de este círculo vicioso, te ofrezco la primera de tres reflexiones:
Reflexión 1 – La primera cosa que necesitas saber antes de que te atrape la intolerancia: las ideologías están basadas en creencias y valores.
Las posturas políticas, al igual que las religiosas están, en última instancia, basadas en creencias, valores morales y lealtades grupales.
Son dimensiones que una vez “definidas”, difícilmente alcanzan a ser influidas por hechos, cifras o argumentos racionales.
El que enumeres situaciones y datos no funciona, porque la percepción de las cosas no tiene su raíz en la lógica racional, sino en otra parte: en el mundo de nuestras pasiones.
Así es que la próxima vez que te descubras envuelto en una acalorada discusión política, quizás es mejor que hagas una pausa y ahorres tu energía.
O al menos, reconozcas que lo que piensas que estás discutiendo, no es realmente lo que estás discutiendo.
Contrario a lo que crees en ese momento, no estás intercambiando argumentos, en realidad estas confrontando creencias, valores y pasiones.
Necesitamos otros caminos para navegar mejor estos tiempos tan alimentados por la intolerancia, la incertidumbre y el miedo.
De esto te seguiré hablando en la siguiente entrega…
Hasta pronto,
*******************************
El mundo está cambiando de maneras inesperadas y más rápido de lo que a veces puedes manejar.
Lo mejor es trabajar primero EN TI… y entonces verás que el mundo mejora PARA TODOS.
Y este es un BUEN lugar para empezar. Conoce nuestro Entrenamiento Internacional en Psicoterapia Corporal. Revisa la información completa aquí.
*******************************