28 de abril, 2015

El Mapa de CÓRPORE
Un grupo de soldados se perdieron durante un ejercicio de entrenamiento en los Alpes.
Conforme la noche y la nieve comenzaron a caer, perdieron orientación. En esas condiciones todas las montañas parecían iguales.

Captura de pantalla 2015-04-13 a las 18.23.59

Hambrientos y con frío, empezaron a cuestionarse cuál era la ruta a seguir.
Confrontados por la obscuridad, los abismos y el viento glacial, comenzaron a temer incluso por su propia sobrevivencia.
De repente ocurrió un milagro…
…uno de los soldados descubrió en el fondo de su mochila un mapa arrugado. Lo observaron, tomaron orientación, y señalaron una ruta de regreso a la base.
No fue sino hasta que estuvieron a salvo y calientes, que miraron con más detalle el mapa que los había salvado. Con sorpresa descubrieron que no era un mapa de los Alpes (donde se habían perdido), ¡sino de los Pirineos!, otra cordillera que se encontraba a cientos de kilómetros de distancia.
Es cierto: los milagros a veces ocurren… pero siempre será mejor si tienes el mapa correcto.
El “mapa” que te proponemos en CÓRPORE tiene cuatro etapas principales para abordar las crisis y los momentos difíciles:
En el primer paso, necesitas tomar conciencia y cuestionar que la causa del problema o de la crisis NO está nada mas afuera, en los otros. Este primer paso no es fácil. La inercia, lo más popular (como lo comprueban las redes sociales) es señalar el mal que hacen los otros.
Y aunque vaya que nuestros políticos se han ganado a pulso con sus desatinos y cinismo esta primera reacción, cuando enfocas tu conciencia nada más en lo que el otro hace, no importa que estés hirviendo de indignación, en realidad te estás colocando en una posición de víctima.
A esta primera etapa le llamamos: toma de conciencia y confrontación de tu máscara.
El segundo paso en el proceso, es darte cuenta que comúnmente detrás de esta primera reacción, suele haber estrategias y formas de protegerte para no sentir -o no sentir tanto- lo que te asusta… lo que te duele.
Le llamamos la capa de las “defensas”.
El tercer paso, es la invitación a apropiarte de las partes de tu sombra que están presentes, de la destructividad que también existe en ti. Desde un: “no quiero saber” o “no quiero sentir mi desconexión”… hasta el enojo, las ganas de venganza o cualquier otra forma de involucramiento en la co-creación destructiva (personal y colectiva).
Y finalmente, a través de este proceso de conciencia y transformación, reconectar con tu luz y tus potenciales internos. Tanto comprendiendo desde una perspectiva más amplia el sentido de lo que estás viviendo, como encausando el impulso que te llama a aportar, a ofrecer tus acciones concretas.
Bajo la guía de una mano experta, y sostenido en un trabajo en comunidad, te guiaremos a rescatar el mayor aprendizaje que tiene para ti la situación de crisis o dificultad que estás viviendo.
A sortear los abismos y la dificultad… para finalmente aportar tu luz de co-creación que el mundo tanto necesita…
Hasta pronto,
Jorge Galindo