29 de Mayo de 2012

La respiración Staccato es una técnica desarrollada por el creador de la «Core Energética», John Pierrakos.
Está diseñada específicamente para:
 

  • Movilizar los bloqueos musculares de los diferentes segmentos del cuerpo.
  • Promover el flujo de energía por todo el organismo.
  • Equilibrar y armonizar  el movimiento de las energías activas y receptivas en el cuerpo.

 
Es una práctica muy recomendable no nada más para explorar o modificar tu patrón de respuesta sexual, sino también para armonizar tu sensibilidad corporal e incrementar tu capacidad de carga y respuesta energética.
Esta respiración la puedes realizar de pie o recostado(a).
Si la practicas de pie,  mantén la posición de arraigo básico: pies paralelos, separados a una distancia igual al  ancho de los hombros, y tus rodillas ligeramente flexionadas.
Si la prácticas recostado(a), asegúrate de flexionar tus piernas de tal manera que tus pies estén apoyados en el piso. Cierra tus ojos y enfoca tu atención en el movimiento y la sensación de tu cuerpo.

  1. Inicia haciendo cinco inhalaciones cortas y fuertes por la nariz. Con cada inhalación, simultáneamente vas moviendo los segmentos de hombros y pelvis hacia atrás, haciendo un arco con tu espalda.
  2. Al final de la quinta inhalación te detienes sosteniendo el arco y el aire adentro, haces una pausa con una cuenta de tres.
  3. Comienza  la exhalación por la boca en forma continua, haciendo el sonido que expresa la sensación de tu cuerpo en ese momento, y moviendo nuevamente los segmentos de hombros y pelvis ahora hacia adelante, hasta terminar en un arco invertido. Procura exhalar completamente, como exprimiendo tu tórax y abdomen.
  4. En esta posición de exhalación, una nueva pausa, y procura soltar por unos 2-3 segundos tu cuerpo intentando relajarlo antes de iniciar un nuevo ciclo de respiración.

Comienza practicándola unos cinco minutos por las mañanas, y conforme te sientas a gusto con ella puedes aumentar hasta un máximo de 10 o 15 minutos.