8 de diciembre 2015

Ni tanto que queme al santo…
Si visitas por devoción o curiosidad una iglesia católica, notarás que no son pocas las imágenes y figuras de santos que habitan en nichos y capillas alrededor de la nave central.
Y observarás también que un aspecto central de devoción hacia ellos, implica utilizar veladoras, que son símbolos de luz.
El sentido común invita a que dichas veladoras no se pongan muy cerca -pues podrían  dañar la estatuilla- ni tan lejos que ni siquiera se sepa que son para ella.
Este sensato principio de la práctica devocional, se convirtió en el famoso dicho popular que nos invita a la moderación.

Captura de pantalla 2015-12-07 a las 18.11.36

Lo mismo pasa con el equilibrio que necesitas para el desarrollo de tu psique y tu alma…

Hay una tensión entre el trabajo de sanación de tu personalidad (psicoterapia), y la invitación que te hacen los caminos de liberación espiritual: soltar el apego a esa misma creación, a la que le tanto le has invertido.
Es un reto sin precedentes en la búsqueda espiritual.
Hoy día, salvo que vivas en un monasterio o tengas alguien que te patrocine en este planeta, por un lado, necesitas conciliar tu necesidad de sobrevivencia, de hacerte cargo de que las cosas sucedan, y por otro, confiar en que también acontezca lo extraordinario, permitir a la gracia divina que se manifieste en tu vida (soltar control).
¿Cómo no comprometer a tu alma en este desafío?
En Córpore, este dilema tiene un camino de resolución: necesitas “poseer” tu personalidad antes de poder trascenderla.
Me explico: necesitas usar tus funciones de voluntad, claridad, suficiencia en este mundo, etc. para elegir y sostener una búsqueda espiritual.
Necesitas hacer desde tu personalidad una decisión consciente de entregarte al camino interior.  Usar tu YO con el propósito de activar tu espíritu.
Necesitas…
… Formular la intención y tomar la decisión.
… Actuar los primeros pasos y ejercer la disciplina que te sostenga en el camino.
… Propiciar las condiciones materiales que lo hagan posible.
… Conseguir los apoyos y ayudas que necesitas.
Tu personalidad es el recurso que te lleva hasta la puerta donde inicia el misterio.
Ahí necesitas hacerte a un lado y soltar el control que te permitió llegar, para entregarte a ser guiado por esa voz interna que conduce hacia la divinidad.
Ahí es donde la personalidad aprende a trascenderse a sí misma.
Pone sus capacidades al servicio de una causa superior y comprende, que en realidad, su vida ha sido un largo viaje en búsqueda del espíritu.
Hasta pronto
Jorge Galindo
Director CÓRPORE
www.corporal.com.mx
Síguenos en Facebook
***************************
P.D. Hay un momento en que si no desarrollas una práctica espiritual, tu proceso personal se extravía…
Si tu motivación no madura más allá de crecer para tu satisfacción individual, te pierdes…
Te quedas atrapado en órbita alrededor de ti mismo…
¿Quieres ir más allá?
De eso se trata nuestro nuevo programa de Especialidad: La Última Frontera de la Psicoterapia, con Erena Bramos.
De dar el Siguiente-Paso en tu crecimiento y tu práctica profesional.
Revisa la información completa aquí.