bebe24 de febrero 2015
Los bebés son asombrosamente flexibles.
¡Pueden meterse el dedo gordo del pie a la boca, con la misma facilidad que chupan su pulgar! Y no sólo sus articulaciones son elásticas, otras partes de su cuerpo también son más flexibles que las nuestras.
Por ejemplo, ¿has observado cómo respira un bebé?
Pareciera una ola rítmica que sube y baja, envolviendo su pecho y su vientre en un movimiento natural, orgánico. Por momentos, parece que respiraran con todo el cuerpo.
Cuando escuchas su respiración en el silencio de la noche, ¿acaso no es el sonido más conmovedor del mundo?
Sin embargo, cuando crecemos, dejamos de respirar con esa plenitud y paz de los bebés.
Pierdes esa elasticidad, porque vas aprendiendo hábitos que te vuelven más rígido, tanto física como mentalmente. Lo mismo pasa con tu respiración.
Desarrollas hábitos inconscientes que terminan generando síntomas que afectan tu salud y bienestar.
¿Sabías que?:

  • El 60% de las llamadas al 911 en las principales ciudades de Estados Unidos, son hechas por síntomas que se activaron debido a hábitos disfuncionales de respiración.
  • Se calcula que entre un 10% a un 25% de la población en Estados Unidos sufre efectos nocivos por una respiración disfuncional.
  • Más del 50% de las personas que batallan con procesos habituales de dolor en el cuerpo, o dinámicas psicológicas crónicas, también tienen alteraciones en su pautas de respiración.

La buena noticia es que puedes modificar tus patrones de respiración. ¡Volver a respirar con la paz de un niño durmiendo! Calmar tu mente agitada, elevar tu rendimiento, mejorar tu salud… ¡SENTIRTE LLENO DE ENERGÍA Y VITALIDAD!
La respiración ES vida.
Y es tan importante que te seguiré hablando de este tema en los próximos boletines (no dejes de echar un ojo a la información del taller Respirar la Vida que viene aquí abajo).
Hasta pronto.
Jorge Galindo
Director CÓRPORE
 
*********************************
P.D. Consigue la verdadera paz a través de tu propia respiración, en cualquier momento, en cualquier lugar.
Aprende cómo en el Taller RESPIRAR LA VIDA.
Revisa la información completa AQUí