Más de una vez me he detenido para admirar el vuelo de aves que cruzan el cielo en formación casi perfecta.

A medida que se desplazan, forman magníficos patrones en el cielo. Grandiosas exhibiciones de gracia, belleza…  y eficiencia.

Eficiencia, sí. Su formación no sólo es estética: tiene una intención aerodinámica.

Esta alineación en “V” les permite avanzar más rápido, reduciendo la resistencia del aire para toda la parvada.

Así, juntos cubren más terreno, con menos esfuerzo, que si lo hicieran solos, por su cuenta.

Cuando el ave al frente de la formación se cansa, se mueve a la parte posterior, donde el arrastre del viento es más bajo. Y un pájaro más descansado toma su lugar al frente.

Me parecen una fuente de inspiración, especialmente en este agitado inicio de año.

¿Qué podemos aprender de estas aves ahora que las redes sociales nos inundan de reacciones frente al llamado “gasolinazo”?

Mensajes que van desde el extremo de la resignación e impotencia, hasta los llamados a un levantamiento.

Frustración y “malestar social” que siguen sin encontrar una clara salida.

Y aquí es donde nuestros amigos alados me dan una gran lección…

Son tiempos para buscar unión.
Para crear comunidad.

Porque cuando ráfagas inesperadas te golpeen, podrás refugiarte en el apoyo de amigos, familiares y grupos.

Porque cuando no veas la  salida, no faltará un espíritu afín para ayudarte a reencontrar el camino a través de las nubes y la lluvia.

Si tus alas empiezan a dolerte, por la fatiga, puedes buscar a alguien más para volar al  frente por un tiempo.

En especial cuando hablamos de un cambio social. Todos nos movemos más rápido cuando nos movemos juntos.

No permitas que el miedo (mucho de él sembrado intencionalmente) te aísle. Que te encierre en la autoprotección y la desconfianza.

Desconectado y solo, eres más vulnerable, más impotente.

En cambio cuando sientes la presencia de otros que se mueven en la misma dirección que tú, hay poco que no puedas lograr.

Si tu inquietud es participar en la construcción de un México mejor, no vueles solo: busca tu parvada.

Únete a organizaciones civiles, de carácter nacional, que tengan credibilidad, ética y propuestas de acción concretas.

La fuerza de otros moviéndose junto a ti le da poder a tus alas, sea cual sea el viaje a través del cielo de tu vida.

Hasta pronto.
Jorge Galindo
Director CÓRPORE
www.corporal.com.mx
 

Síguenos en Facebook

*******************************

PD.-  ¿Te gustaría ser parte de una comunidad que te anime a volar hacia tu crecimiento?

¿Una comunidad que apoye tu expresión individual y la valore como una aportación al vuelo de todos?

Te recuerdo que con mucho gusto abrimos una lista de espera para nuestro Entrenamiento Internacional en Psicoterapia Corporal por si estás interesado.