24 de noviembre 2015

Dime con quién andas…  
Dice Tim Ferriss que desde que escribió su bestseller:  “La semana laboral de 4 horas”, muchos directores y dueños de empresas se han acercado con la misma pregunta:
“Por favor, dígame cómo deshacerme de mis limitaciones para alcanzar el éxito. Sólo escríbame exactamente lo que tengo que hacer en puntos simples, y yo lo haré.”
Y él suele hacerlo. Les escribe instrucciones sencillas en una tarjeta.
Tim reporta que hasta ahora su éxito es impresionante: 0%.
Esto nos recuerda lo malo que somos para seguir consejos. (No así para darlos).
En mi experiencia, las personas que te piden consejo, lo que realmente necesitan es claridad y apoyo
¿Y dónde puedes obtener esa claridad y sostén? La respuesta: de las personas significativas a tu alrededor.
Nuestras relaciones son nuestra principal fuente de nutrición y apoyo, y siempre son un intercambio de energía.
Para cuidarte lo mejor posible, te invito a que te preguntes:
¿Quién siento que me aporta vitalidad y energía?
¿Quién siento que me desgasta y drena mi energía?
Es importante que te rodees de personas que …
… te ayudan a sentir seguridad y protección,
… te abrazan con su amor,
… en fin, te impulsan a dar lo mejor de ti.
Pero resulta igual de importante que tengas claridad de quiénes se comportan como “vampiros emocionales”.

Captura de pantalla 2015-11-20 a las 9.55.01

Ambos tipos de personas las puedes encontrar donde quiera: entre tus compañeros de trabajo, vecinos, familia y amigos…
Observa si has vivido alguno de estos síntomas después de interactuar con alguien:

  • Sientes tus párpados pesados, te invade el cansancio.
  • Te sientes un poco sofocado.
  • Tu ánimo está en picada
  • Quieres salir corriendo a tomar alcohol, azúcar, o simplemente comer para tranquilizarte.
  • Te sientes agitado, ansioso.
  • Te vienen destellos intuitivos o sueños.

¿Sí?, entonces no lo dudes: acabas de tener un intercambio con un “vampiro emocional”.
Y aunque utilizo este término, no quiero satanizar a las personas que se comportan así. Rara vez lo hacen desde una intención consciente.
En el fondo, sólo repiten patrones tóxicos de nutrición emocional que aprendieron en su infancia.
Por eso, es primordial que observes con quienes te relacionas.
Por eso, es importante que elijas a qué grupo o comunidad quieres pertenecer.
Hasta pronto.
Jorge Galindo
Director CÓRPORE
www.corporal.com.mx
Síguenos en Facebook
*******************************
P.D.- ¿Te gustaría ser parte de una comunidad que…
Te anime a navegar hacia tu crecimiento.
Te brinde un espacio donde puedas revelar tu verdad y ser aceptado tal y como eres.
Una comunidad que apoye tu expresión individual y la valore como una aportación al bienestar de todos?
Esta es una buena definición de nuestro Entrenamiento Internacional en Psicoterapia Corporal 2016.
Revisa aquí la información completa del Entrenamiento
¿Ya revisaste la información del Entrenamiento? Quiero hablar con una Asesora