17 de noviembre 2015

¿Estar en el mundo sin ser del mundo?
Se dice que Juan era el discípulo más joven. También que era el preferido de Jesús El Cristo.

Captura de pantalla 2015-11-16 a las 19.53.27

Este pescador de oficio en el mar de Galilea, después de su apostolado, dejó para la posteridad un evangelio singular.
No sólo porque contrasta en estilo y enfoque con los otros tres evangelios oficiales de la iglesia católica,  sino porque se centra más en reflexiones acerca de la búsqueda espiritual…
En diferentes pasajes, a veces usando metáforas, a veces en forma más directa, nos legó una reflexión poderosa e inquietante:
¿Cómo estar en el mundo, sin ser del mundo?
Hoy quiero hacerte esta misma pregunta.
¿Qué retos enfrentas en tu búsqueda espiritual en este mundo contemporáneo?
Por un lado, estás dentro de una cultura que te invita a conocer tu personalidad, a rescatar y fortalecer tu individualidad, a tomarte en cuenta a ti mismo -objetivos centrales de la psicoterapia y el Desarrollo Humano-.
Mientras por otro, las grandes tradiciones espirituales te recomiendan ir más allá de esa individualidad, no identificarte con esa personalidad y trascender lo que llamamos el ego.
Es como si ambos enfoques nos invitaran a objetivos diametralmente opuestos:
Desarrolla tu personalidad tan fuerte como puedas
vs
Trasciende tu personalidad para hacer contacto con lo divino.
En otros siglos, cuando emprendías una búsqueda espiritual, era común que apartaras tu vida del diario quehacer de tu comunidad. De haber nacido entonces, es probable que hubieras buscado refugio en un monasterio o en un ashram.
Recluirte te ayudaba a ponerte a salvo de “las tentaciones del mundo”.
Hoy día, tu vida cotidiana no tiene estas condiciones. Ni la mayoría de nosotros vivimos en un monasterio.
¿Cómo tomar lo que este mundo te ofrece: relaciones, bienes materiales… y disfrutar una deliciosa comida?
¿Cómo resolver los retos en tu trabajo, participar en política… y comprar tu lista del súper?
Y por otro lado…
No perder el contacto, el compromiso con tu espíritu. No perder tu esencia en esta carrera por “ganar en el mundo”.
¿Cómo vivir esta vida ordinaria y, al mismo tiempo, seguir buscando lo extraordinario?
Este es el reto, el viaje fascinante al que estamos invitados.
La búsqueda para integrar dos caminos, dos fuerzas que tradicionalmente se han vistos como separadas. Incluso opuestas.
Es el reto de nuestro tiempo.
Hasta pronto.
Jorge Galindo
Director CÓRPORE
www.corporal.com.mx
Síguenos en Facebook
****
PD.- Es fácil perderse en esta aparente contradicción, por eso a veces es necesario un mentor, un guía que te ayude.
Alguien que te acompañe y contenga a lo largo del proceso…
Que te ayude frente a las confrontaciones de tu vida cotidiana…
Y te recuerde la dirección que anhela tu alma…
De eso se trata nuestro programa de Especialidad: La Última Frontera de la Psicoterapia, con Erena Bramos.
De dar el Siguiente-Paso en tu crecimiento y tu práctica profesional.
Revisa la información completa aquí