27 de octubre de 2015

Las 4 causas del sufrimiento
Una pareja lleva horas haciendo compras en un centro comercial.
De repente la mujer voltea hacia su marido… y descubre que no está.
Enfadada, le llama por el celular:
¿Dónde demonios te has metido?
El marido le responde con voz dócil:
¿Recuerdas aquella joyería por la que pasamos hace unos meses?
¿En donde a ti te encanto aquel anillo de diamantes
¿y que entonces no te pude comprar, pero que te prometí que un día te lo compraría?
Arrepentida y casi llorando la mujer le contesta:
¡Pues claro que me acuerdo, mi amor, mi vida!
Pues estoy en el bar de enfrente…

Esta es una manera graciosa de recordarnos cómo mucha gente cree que la felicidad viene de las posesiones, el éxito, o las conexiones y la fama

Lo opuesto muchas veces es más verdadero: el éxito, la abundancia e incluso excelentes conexiones humanas, son el resultado de ser feliz.
Podemos comprobar que esto es cierto cuando observamos a la gente que nos rodea. Las personas con éxito y fama, tienen muchas veces una vida evidentemente infeliz.
Y, sin embargo, ¿por qué seguimos creyendo que el éxito, las posesiones y las relaciones son todo lo que necesitamos para sentirnos felices?
En muchas tradiciones espirituales y místicas, nos hablan de 4 causas ligadas a nuestro sufrimiento o infelicidad:
1. No conocer tu verdadera identidad.
2. Aferrarte a la idea de la permanencia en un mundo, cuya verdadera esencia es el cambio.
3. Tu sobre identificación con la imagen mental de quién eres, o quién deberías de ser. Lo que comúnmente llamamos “el ego”.
4. Tu miedo a la muerte.
En estas mismas tradiciones, la iluminación, la salvación, o el Nirvana, es el resultado de trabajar con estas causas, comenzando por conocer quién eres realmente.
Y la primera clave en este camino, es estar consciente y conectado a tu cuerpo.

www.corporal.com.mx