El Buda (563 a.c.) nos enseñó que el sufrimiento es inevitable.
Toda vida humana lo va a experimentar.

Los seres humanos, dijo, estamos condicionados a sentirnos en conflicto con las condiciones de la vida, porque son siempre cambiantes y están fuera de nuestro control.
De este conflicto central se desprende toda la gama de nuestras emociones perturbadoras: miedo, ira, dolor…
Así es que tu existencia en este mundo, como nos dice el Buda, incluye el dolor como parte inevitable de la vida.
Desde tus primeros momentos (piensa en un bebé en el momento de su nacimiento), hasta tu último suspiro.
¿Por qué te cuento esto? Porque encierra una gran paradoja…

… tus creencias limitantes más profundas nacen de tu INTENTO POR EVITAR EL DOLOR…

¿Como es esto?

Algo pasó en tu vida: un evento desafortunado, alguna experiencia que lastimó tu vulnerable sensibilidad infantil.

Quizás mamá no pudo estar presente como la necesitabas; quizás papá no supo reconocer tu valía.

Desde tus limitadas capacidades infantiles, trataste de darle sentido a lo que sucedía. Y con esa reducida comprensión, intentaste protegerte de que no volviera a pasar, no querías volver a sentir más dolor en el futuro.
Así, comenzaste a hacer generalizaciones de lo que era “bueno” o “malo” para ti. …
“si muestro que necesito, me van a dejar”,
… «no soy suficiente, necesito «esforzarme”,
“no es seguro decir lo que siento”,
poco a poco estas generalizaciones se fueron consolidando hasta cristalizarse como conclusiones. Como “verdades” rígidas e inamovibles acerca de ti mismo, de los otros, de la vida.
Desde ahí comenzaron a dar forma a tu experiencia y a tu comportamiento: Nacieron tus creencias limitantes.

Todos tenemos esas creencias… es un hecho. La pregunta ahora es, ¿qué puedo hacer al respecto?

Bien, el siguiente paso en el proceso de transformación de tus creencias limitantes implica confrontarlas.

Confrontar -hoy- aquello que tu estrategia infantil evitó entonces.

Abrir el viejo armario de tu subconsciente… y mirar directo a los ojos al fantasma que tanto te asustó de pequeño.

A este paso en Core Energética le llamamos encarar el “Abismo de la Ilusión”.

Y de eso te hablaré en el siguiente boletín.

Hasta pronto.
Jorge Galindo
Director CÓRPORE
www.corporal.com.mx
 

Síguenos en Facebook

*******************************

PD.- ¡Estamos completos!

Otra vez fuimos bendecidos con el “Cupo Completo” en nuestro programa de Entrenamiento Internacional en Psicoterapia Corporal 2017.

Lo que tenemos ahora es una lista de espera; si estás interesado aún, apúntate, por si se abre una oportunidad o alguna cancelación de último momento.

Por este medio te quiero agradecer tu apoyo para difundir nuestro mensaje… y por recibirme en tu bandeja de correo cada semana: ¡Gracias!
******************************