Ya conoces la historia…

El martes 8 de Noviembre todavía amanecimos con un escenario alentador: prácticamente todas las encuestas importantes daban una modesta ventaja a Hillary Clinton sobre Donald Trump.

Los periódicos vespertinos de la Ciudad de México, incluso, anunciaron en primera plana que Hillary era la virtual ganadora…

PERO…

…Unas horas mas tarde todo cambiaba: a las 0:40 horas, Pennsylvania puso el último clavo a las aspiraciones de la que hubiera sido la primera mujer presidente.

El magnate ganó.
A partir de enero del 2017 se mudará a vivir en la Casa Blanca.

¡El paladín de la intolerancia, la megalomanía y el miedo, convertido en presidente de la primera potencia del mundo!

Los principales medios del mundo calificaron la victoria de “impredecible”… “difícil de creer”… “histórica”.

Para México, el «chivo expiatorio» favorito de su campaña, los efectos no se hicieron esperar: la bolsa de valores se desplomó y el Dólar alcanzó su máximo histórico. Esto fue un reflejo de la sorpresa, la incertidumbre y el miedo que también inundaron las redes sociales.

Una vez más, un cambio externo nos sacude.

Y una vez más, surge la gran oportunidad: darte cuenta dónde has basado tu sentido de identidad, seguridad y bienestar.

Ese es el inesperado regalo de los momentos críticos.

Porque los tiempos de adversidad y dificultades pueden ayudarte a aprender y crecer…

… cuando tu panorama de vida se vuelve incierto, amenazante, y no te resulta fácil encontrar seguridad “allá afuera”…

… cuando tus certezas se tambalean, y te sientes vulnerable, con miedo…

… ahí surge la oportunidad de redescubrir y acercarte a tu Ser interno, que es el único lugar donde puedes sentirte realmente seguro.

El núcleo de tu ser no puede ser definido por los vientos cambiantes de las circunstancias. Por eso, no está sujeto a los ciclos que gobiernan las realidades políticas.

Este núcleo es tan constante y consistente como el sol.

Por eso los grandes místicos y poetas hacen referencia al sol cuando nos hablan de él.

Sabes que cuando el sol se va detrás de una nube no ha desaparecido, solo está temporalmente fuera de tu vista. Igualmente, puedes confiar en que tu Ser interno está siempre presente; incluso cuando la angustia o el miedo te impiden percibirlo.

Por eso, te invito a buscar este núcleo vital cuando las cosas a tu alrededor se tambalean.

A que descubras que la vida inagotable sigue vibrando en ti.

Aprovecha. Los tiempos de oscuridad externa pueden darte ese regalo: recordarte que dentro de ti hay una fuente de inspiración, potencialidades y capacidad creativa, que existe independientemente de las circunstancias de tu vida.

Tu verdadera seguridad está ahí, en ese sol que brilla en tu interior.
Hasta pronto.
Jorge Galindo
Director CÓRPORE
www.corporal.com.mx
 

Síguenos en Facebook

*******************************

PD.- Tu Ser interior -ese sol dentro de ti- jamás te va a abandonar ni fallar, ¡búscalo!.

Y para encontrarlo y tenerlo presente, te propongo un camino. Se trata de nuestro…

Entrenamiento Internacional en Psicoterapia Corporal 2017.

Revisa la información completa aquí

(ahora sí… últimos lugares).
******************************